Categorías

Privatización de la cultura

Se podría definir sociedad como el conjunto de individuos que comparten una cultura, e interactúan entre sí, colaborando para formar una comunidad.

En un principio, los hombres formarían pequeños grupos porque les podría resultar más fácil el defenderse, cazar, o distribuirse labores para así ser más eficientes en su desempeño.

A lo largo de la historia, las pequeñas comunidades han dado lugar a otras cada vez mayores (pueblos, comarcas, países, asociaciones entre países), hasta llegar a lo que hoy conocemos como globalización (que desde luego no creo que en la realidad tenga demasiado de “sociedad a nivel mundial”, aunque nos lo quieran vender así). Un artículo relacionado con este tema sería el que aparece en http://filosofando.com/vivir-en-sociedad/

Sin embargo, la idea de cooperación para conseguir ventajas para la comunidad, parece en muchos casos haber dejado paso a la idea de aprovechar a la comunidad para que unos pocos se beneficien.

¿Acaso el comienzo de la decadencia de la sociedad llegó con la propiedad privada? ¿Tal vez más que la propiedad privada el problema sea el reparto injusto y desequilibrado? ¿Como es posible que alguien pueda registrar como exclusivamente suyo algo que ha obtenido gracias al trabajo e investigación de toda la sociedad durante miles de años?

Desde luego creo que hay que premiar adecuadamente a quien con su esfuerzo o imaginación colabore de forma especial con la sociedad, y no solo porque se lo merezca, sino también por incentivar futuros esfuerzos de otras personas.

La tendencia de las últimas generaciones ha sido el llevar el concepto de propiedad privada hasta unos extremos que resultan grotescos. Se autoriza a una persona a patentar una idea que está basada en los conocimientos que la sociedad ha acumulado a lo largo de su existencia, y a su uso en exclusiva. No discuto que no se deba buscar la manera de premiar a alguien por su idea, sino más bien la absurdez de dejar únicamente en manos de esa persona la responsabilidad de explotar convenientemente esa idea en beneficio de la sociedad. Si la sociedad protege al autor y premia su obra, ¿no sería lo lógico y justo que la sociedad fuera la beneficiaria de esa obra? La palabra sociedad pierde su sentido cuando es utilizada para proteger y beneficiar solamente a unos pocos de sus miembros. Si alguien quiere que su obra no sea un bien de la sociedad, entonces creo que la sociedad no debería protegerle ni a él ni a su obra.

Se están expoliando los bienes culturales de la sociedad en beneficio de unos pocos. Las ideas y conocimientos acumulados a lo largo de la existencia de la humanidad, utilizados para la obtención de nuevas creaciones, se patentan obteniendo así la exclusividad para unos pocos. A cambio, la sociedad solamente recibe la prohibición de utilizar dicha nueva creación, excepto con el consentimiento del “autor”, o incluso la prohibición de que a otra persona se le ocurra la misma idea partiendo de los mismos datos (osea, que hace que la creatividad de toda la sociedad se estanque por proteger la idea de una sola persona).

Por suerte, cada vez hay más gente concienciada con este tema, y salen a la luz nuevos proyectos y nuevas iniciativas de cultura libre. No solo existe el movimiento del software libre, sino que también se han creado licencias libres para documentos escritos, o para creaciones audiovisuales (música, vídeo, fotografía). Por desgracia, esos son unos pocos casos frente a la magnitud que está alcanzando la privatización de la cultura y el conocimiento. En una época en que se presume de apertura, conectividad, y transparencia, se nos da un caramelo para distraernos mientras se esconde el auténtico tesoro.

1 comment to Privatización de la cultura

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

*