Categorías

Concursos televisivos-timo

Hace ya algunos años, sobre el 2.004, estando de viaje por otra comunidad autónoma, me quedé pasmado al ver en una televisión local un absurdo timo-concurso televisivo, en el que se oía a unos supuestos concursantes contestando absurdeces a una pregunta sencillísima. Además, las voces de los concursantes eran claramente y patéticamente fingidas, y se repetían continuamente las mismas (parecían 2 o 3 personas intentando simular voces diferentes).

Estuve siguiendo el timo-concurso durante un buen rato, porque quería ver hasta donde llegaban, pero al final lo tuve que dejar sin ver cómo terminaba porque se me hacía eterno. Me preguntaba cómo podían tener la valentía de hacer semejante programa, cuando claramente la justicia iba a caer sobre ellos al cometer su delito a la vista de todos.

Poco después, al volver a mi ciudad, comenté a algunos amigos la barbaridad que había visto en la televisión local de la ciudad que había visitado y, ante mi asombro, me dijeron que en las televisiones locales de mi propia ciudad ponían ese mismo tipo de programas (he de reconocer que yo no veía mucho la televisión, por no decir nada, ya que en el último cambio de piso que hice decidí dejarla abandonada ante la avalancha de programas basura que estaban emitiendo (la gota que colmó el vaso fué el anuncio del inminente comienzo del hotel glamour)).

Dudé que el tipo de programa que emitian en mi ciudad fuera similar al que había visto, ya que el timo estaba realizado de manera tan burda que era imposible que lo pudieran estar haciendo a la vista de todos.

Cuando traté de comprobar que estaba en lo cierto, mi sorpresa fué mayúscula al ver que el programa no es que fuera igual, sino que era el mismo. No quiero decir que lo hacían los mismos y de la misma forma, no; quiero decir que era exactamente la misma grabación de un programa que se suponía que recibía llamadas en directo. Osea, para el que le cueste entenderlo porque parece increible, emitían la grabación de un programa simulando que era en directo, y recibirían llamadas que dejarían en espera un tiempo indefinido (hasta que el incauto de turno colgase), las cuales cobrarían a precios desorbitados sin que en realidad existiera posibilidad alguna de ganar el concurso, ya que era imposible participar en ese concurso en directo cuando en realidad era una grabación.

Lo peor del caso era que en realidad no estaban timando a cualquiera que pudiera ver el programa, ya que casi cualquiera se daría cuenta de que era un timo (todos lo dicen: hay que ser muy inocente para caer), sino que a los que estaban timando era precisamente a los más inocentes, a los que la sociedad más debería defender porque ellos por sí solos no son capaces de hacerlo.

Entonces me enfurecí bastante, y me pasé una terde enviando correos electrónicos a varios ministerios, a varios cuerpos de policía, al defensor del pueblo,…

Creo recordar que solo recibí respuesta de la oficina del defensor del pueblo diciendome que ellos no podían hacer nada, ya que solo podían atender reclamaciones contra las instituciones públicas, aunque creo recordar también que tenían intención de derivar mi queja a alguna otra entidad.
En realidad, me temo que el fiscal debería haber actuado de oficio en aquella ocasión, y que el defensor del pueblo debería haber denunciado su actitud de pasividad ante la evidencia, por no defender a los posibles incautos (realmente sí era un caso de queja ante la actuación de una institución).

Hoy mismo, unos seis años después, vuelvo a leer por internet que los programas-timo continúan igual o peor que entonces (supongo que habrán depurado un poco el sistema para que no se les vea tan claro lo que realmente hacen, aunque sigo sin ver la televisión, ni lo voy a hacer ni por curiosidad (no vaya a ser que me caliente demasiado)).

Creo que los hechos lo dicen todo. ¿Dejadez? ¿Intereses? ¿Comisiones? No sé cual es la causa de que tengamos ésta indefensión, pero hace que la confianza que pueda tener en el Estado (y en las instituciones autonómicas) sea nula.

Por favor, difunde esta información y envía cartas de reclamación a las instituciones que creas competentes para la resolución del problema, a ver si a fuerza de ser pesados terminan por hacer algo.

1 comment to Concursos televisivos-timo

  • Adela

    Me parece bien que saques el tema. Conozco a varias personas que han picado con este timo. Yo ya he enviado varias cartas de protesta.

    Un abrazo y sigue así: denunciando la injusticia

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

*