Categorías

Con la vida de las demás especies, terminará también la nuestra

Hace poco estuve en un pantano al que hace no muchos años solía ir a nadar, e incluso a pescar (lo dejé de hacer cuando vi que al número de peces disminuía).

Me llamó mucho la atención el estado en que lo encontré, después de un periodo tan corto de tiempo.

En primer lugar, me llamó la atención el no ver ninguna bandada de percas, de las que hace pocos años se veían muchas. Sí que vi algunas tencas muertas en la orilla, al igual que solía haber antaño. Hablé con un pescador y me dijo que lo que sí había era gran cantidad de lucios (gran depredador), y que truchas solo quedaban muy pocas en lo más profundo (eso sí, de no menos de 4kg, decía). También vi carteles avisando de los peligros del mejillón tigre, y de cómo había que tratar las embarcaciones que se introdujeran en el pantano para no extender la plaga a otros lugares.

A mí siempre me ha gustado más bucear que nadar, porque se puede ver lo que hay por debajo de la superficie del agua. También bajo el agua noté algunas grandes diferencias. No se veían cangrejos (vi solo uno bastante grande), en contraste con la plaga que se apreciaba hace unos años, y lo mismo pasaba con las margaritíferas (No estoy seguro de si será Margaritifera margaritifera, especie de mejillón de agua dulce), del que solo vi un espécimen (también bastante grande). Es preocupante el ver cómo pueden mermar en número éstas especies de forma tan rápida ante la llegada de especies invasoras (aunque algunas de las especies que se observaban antes también eran alóctonas), y en especial preocupa el caso de las margaritíferas, que necesitan de las branquias de ciertos peces concretos para reproducirse (en caso de la Margaritifera margaritifera la trucha común o el salmón del atlántico, ambas especies escasísimas, por lo que esta especie no se podrá recuperar sin recuperarse antes la anfitriona de sus larvas).

Todo esto que comento no es más que mi apreciación personal, basada en cuatro días de observación. La realidad ¿será esa, o será peor?

Me supongo que no habrá que olvidar que mucha culpa de la desaparición de especies se debe al uso y abuso de todo tipo de productos contaminantes por parte del hombre (herbicidas, insecticidas, abonos, …), e incluso de la explotación no sostenible de recursos como el agua, que están poniendo en peligro de desertización grandes superficies (los estudiosos del tema dicen que el 75% de la superficie de España está en peligro de inminente desertización).

A algunos nos sorprende la velocidad con la que desaparece la fauna. Muchos no le darán importancia hasta que la fauna que empiece a desaparecer de forma masiva sea la humana.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

*