Categorías

Aunque la dejes atada y bien atada, la mierda siempre sale a flote.

NOTA: Por favor, lease este artículo sin prejuicios, ya que no trata de resultar franquista ni antifranquista, PSOE-ista ni anti-PSOE-ista, ni favorecer ni perjudicar a ninguna ideología. Tan solo trata de retratar a la clase política en general (o lo que a mis ojos aparenta ser), y usa para ello ejemplos sacados de la actualidad (aunque podrían utilizarse otros similares refiriéndose a cualquier otro partido político).

En alguna ocasión me pregunté el porqué de la expresión “La mierda siempre sale a flote”, cuando no creo que sea literalmente cierta. Pronto (en muy pocos segundos) me dí cuenta que tan solo es una especie de metáfora, en la que la mierda lo es en realidad tan solo porque “huele bastante mal”.

Creo que en la sociedad hay una mayoría de buena gente, que trata de vivir y dejar vivir a los demás, o incluso trata de ayudar a los demás cuando puede.
También hay otro tipo de gente, que quiero creer que son una ínfima minoría, que dedican todos sus esfuerzos a colocarse por encima de los demás sin importarles el daño que puedan hacerles (o incluso disfrutando con ello).

También me resulta curioso el que se insista en educarnos como a corderitos que deben ser respetuosos y temerosos de las normas que la sociedad nos impone.
Mucho me temo que en ésta sociedad en la que algunos dicen que somos todos iguales, e incluso hay algunos ingenuos que se lo creen, se nos puede clasificar por dos categorías muy diferentes. Podríamos denominarlas por su similitud en muchos aspectos como “lobos” y “ovejas” (me refiero a las tradicionales creencias populares sobre la maldad de los lobos, ya que en realidad los lobos como sociedad parecen estar mejor organizados que los humanos en muchos aspectos). Las “ovejas” seriamos la mayoría de las personas, educadas para que no nos salgamos del tiesto, y los “lobos” serían los que siempre tratan de pasarnos por encima a los demás, saltandose todas las reglas que sea necesario para conseguir sus objetivos.
Estoy convencido de que si se produjera una revuelta violenta que terminara con todos los “lobos” de nuestra sociedad, al poco tiempo volverían a aparecer disfrazados de “ovejas” para terminar en poco tiempo instalándose en los puestos de la sociedad desde los que poder controlar a los demás (Osea, encima de los demás. De ahí lo de que la mierda siempre sale a flote).
El tema de los “lobos” no sé si es un asunto educativo, o genético, o casual; pero sí parece que es habitual el que pase de padres a hijos. La educación de las “ovejas”, sin embargo, también suele quedar en muchos aspectos en manos de los “lobos”, que tratan de hacernos más “corderos”.
Como ejemplo curioso del que se habla mucho en éstos días, está el que se comenta en el siguiente artículo sobre un señor que pensaba que lo dejaba todo atado y bien atado, y a juzgar por los hechos parece que así fue:

Atado y bien atado (relación gobierno-franco)

No quiero decir con ésto que los “lobos” sean los seguidores de Franco ni nada parecido. Tampoco que los miembros del partido en el gobierno sean seguidores de Franco. En general, el que llega a un alto cargo en la política suele hacerlo porque ansía el estar por encima de los demás para poder hacer ciertas cosas que no podrían hacer desde un puesto de trabajo de “menos nivel”.
Pero no solo casi todos los políticos son “lobos”. También en muchas empresas te puedes encontrar con el típico “trepa” que solo piensa en sí mismo y no duda en explotar a quien haga falta, sin el menor escrúpulo. Incluso en cualquier universidad o colegio te encuentras con el típico cabecilla que trata siempre de dirigir a los demás supuestamente para conseguir unos fines, aunque tal vez el auténtico fin sea la autopromoción. Entre los funcionarios se pueden observar muchísimos casos de puestos ocupados por amiguismo-familiarismo. Se forman una especie de clanes en los que se van apoyando unos a otros para conseguir puestos de funcionarios, y para conseguir puestos de control desde los que manipular a la sociedad.

Al final me pregunto si realmente los “lobos” serán tan pocos como decía en un principio. ¿no será que la naturaleza humana es de por sí de “lobo”? Rotundamente: NO. Al menos no la de la gente a la que aprecio.
¿Será entonces que los “lobos” son los más inteligentes? NO. Ni mucho menos, como así lo demuestran a diario. Tan solo son más malos. De hecho, creo que la gente más inteligente que he conocido, que ha sido mucha, no eran en absoluto “lobos”. La cuestión no es ser inteligente para que se te ocurra qué hacer para estar por encima de los demás, sino no tener escrúpulos para llevarlo a cabo (si encima fueran los más inteligentes, estaríamos todo el día trabajando para ellos, y con grilletes (EN REALIDAD ES ESO LO QUE HACEMOS, AUNQUE ALGO DISIMULADAMENTE PARA ALGUNOS)).
¿Tal vez sea algo cultural o genético, o simplemente parte del caracter? Podria ser.
En realidad yo creo que es un tema que puede resultar complejo por depender de muchos factores, pero pienso que los más determinantes son la cuestión de caracter, y la cuestión del apoyo externo, es decir, que hay que ser una persona sin escrúpulos, y que hay que tener alrededor (familia, amigos) a otras personas sin escrúpulos que te ayuden para poder llegar a lo más alto.

¡¡QUE VIENE EL LOBO!! ¡¡QUE VIENE EL LOBO!! — A ver si nos espabilamos, que no nos lo queremos creer y nos va a pasar como en el cuento: Nos van a comer a todas las “ovejas”

1 comment to Aunque la dejes atada y bien atada, la mierda siempre sale a flote.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

*